¿Y el capítulo Tamaulipas?

12 Marzo 2018

¿Y el capítulo Tamaulipas?

Campanario

Martín Sánchez Treviño

            Donde el proceso electoral dejo de ser una historia de la llegada de las generación de la cultura del esfuerzo al poder y, se ha convertido en una pesadilla para los lugareños que en los municipios más modestos de Tamaulipas, en desarrollo y crecimiento económico lo mismo que en educación hay limitantes relevantes. Quizá por lo mismo se observa opaco el capítulo Tamaulipas, en materia educativa. Más bien pareciera que fue una encomienda que Julio Pimienta dejo sin aplicar en los 43 municipios tamaulipecos.

            La docencia en general habla de la reforma educativa que puso en marcha la federación , sus directrices y aplicaciones, pero no alcanza a distinguir cual y donde está el capítulo Tamaulipas, si forma parte de esa reforma o es una distinción en cuanto a la aplicación de los contenidos, los programas las limitaciones y las metas.

            Sobre todo, porque una vez caído Pimienta pareciera que se esfumaron los tutores que para esos fines estaban en proceso de formación y que serían una especie de misioneros del proyecto educativo de Los Vientos de Cambio.

            El concepto educativo de entrada representa un aliciente para los estudiantes de todos los niveles educativos, pero sobre todo para quienes cursan los niveles de la educación básica y que precisamente han sido desplazados por la violencia de sus lugares de origen y a donde se trasladaron no son precisamente los sitios idóneos para reanudar la formación educativa.

                Sobre todo, cuando el punto de partida es el de volver a empezar pero bajo nuevos paradigmas y criterios diferentes en la aplicación de los contenidos y metodología educativa. Y que en este sentido las representaciones sindicales y el regreso de un burocratismo que no es la excepción de administraciones pasadas, sino la réplica de estas, crean un conflicto en los agentes de la educación y el deber ser de los nuevos paradigmas impuestos.

            Es decir, que los vientos azules solamente vinieron a legitimar las aviadurías y retomar la práctica de las administraciones rancias de los gobiernos priístas. Pero los contenidos, metas y “estrategias” son las mismas o las peores. Ya que hasta ahora, han mostrado las misma flaquezas que los antecedieron.

            Cómo se explica que en los mandos operativos de directivos, asesores técnicos pedagógicos, supervisores e inspectores, los “docentes vejestorios”  que sirvieron al priísmo más retrograda en materia educativa, hayan sido confirmado en los mismos puestos, aun cuando se duermen en las reuniones, solo están con el “ojo pelón” cuando la docentes tiene un buen trasero o cuando el directivo les lleva la “cuota” del plantel correspondiente.

            Esas historias de vergüenza deberían formas parte del pasado o de los vicios de la parte sindical o de un magisterio extemporáneo y, no precisamente de la nueva autoridad que han planteado metas claras y objetivos que transparentan la convicción de nuevas historias para la educación de Tamaulipas.

            Pero en los plateles sigue habiendo protestas, marchas y manifestaciones porque el salario no llega a tiempo a los docentes. Las ausencias en las aulas son las de los mismos docentes que sobreviven en el sistema educativo, escudados en un sindicalismo que protege a un segmento de los que pagan cuotas.

            Y no obstante que la autoridad dio visos de tener la intención de corregir los sistemas de ahorro para el retiro y las jubilaciones, pareciera que los nuevos gobernantes identificaron nuevas formalidades para agenciar recursos para los procesos electoral, como lo hicieron los gobiernos priístas. 

                En tanto que estudiantes de nivel medio superior de la zona conurbada de Tampico, Madero y Altamira participaron en eventos artísticos y conferencias durante  la Expo Orienta UAT Fest 2018, que la Universidad Autónoma de Tamaulipas organizó para presentar  información de las carreras que imparte en el Centro Universitario Sur.

Asimismo en temas electorales el Instituto Electoral de Tamaulipas, presentó en el módulo del Diplomado en Derecho Electoral, el Reglamento de Elecciones en que de acuerdo al decreto expedido en febrero de 2014, se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política en México.