La señora del sombrero

29 Mayo 2019 



David Ed Castellanos Terán 
@dect1608

La señora del sombrero 


Con un poderoso e imponente sombrero imaginario, la actual Senadora Nestora Salgado García, inició su disputa por la plaza de Guerrero. Sí, va por la gubernatura. 

En ningún otro municipio de Tamaulipas se pudo sentir más a gusto la legisladora electa por la vía plurinominal partidaria de la Cuarta Transformación, que en Nuevo Laredo, un importante municipio fronterizo de esta entidad conocido por su dinamismo económico en aporte a la Federación, debido a los tres cruces internacionales y de actividad aduanera por excelencia; una ciudad donde las acusaciones contra las fuerzas federales son parte de la cotidianidad y la actividad de los grupos criminales es altísima, así como la participación de algunos pillos disfrazados de ciudadanos de bienvivir. Desde ese punto geográfico  -también mexicano- Nestora Salgado, prácticamente comenzó su carrera por la gubernatura y se dice que sabe vestir con elegancia el sombrero, ese accesorio imaginario que estilan los hombres de negocios con policías, militares, alcaldes y gobernantes, los llamados narcotraficantes.

Quizás es Nuevo Laredo, Tamaulipas, la ciudad fronteriza del noreste de México que más se asemeja al vivir de los pueblos de Sinaloa y Durango, donde el más eficiente círculo de protección de los narcotraficantes no es precisamente por la compra de militares, policías locales o alcaldes, sino por la idiosincrasia, arraigo o cultura social donde los caños son vistos más como un benefactor que como un violador de la ley y la justicia.

Nestora Salgado, visitó este martes la tierra prohibida de Tamaulipas, la ciudad que echó a la misma Secretaría de Marina-Armada de México (SEMAR), el municipio que parece una isla dentro de tierra firme; Nuevo Laredo, marcada con yerro como propiedad del grupo  fundado por don Arturo Guzmán Decena, y públicamente temerario por el Gobierno de Estados Unidos, hasta allí llegó la senadora para apoyar a los candidatos a diputados del Movimiento de Regeneración Nacional, los aspirantes adscritos a la austeridad republicana, pero que gustan de viajar y conducirse en automóviles de gran lujo como Land Rover. 

En una época en la que el que camina, gasna y vuela como ganso, sin duda es un aliado.

Por cierto, hablando de la gente de Morena, la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del partido fundado por don Andrés Manuel López Obrador, informó vía Twitter que sancionó al C. Alejandro Rojas Díaz Durán con la suspensión de sus derechos partidarios por 3 años, la destitución de su cargo partidista y la inhabilitación para ser candidato de #Morena

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608