Asesinatos políticos

30 Enero 2018

David Ed Castellanos Terán
@dect1608

Asesinatos políticos

Desde la época de la Revolución hasta nuestros tiempos, las amenazas, traiciones y crímenes a políticos han empañado la democracia de México. Los asesinatos de Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Luis Donaldo Colosio Murrieta, Rodolfo Torre Cantú, entre muchos otrospudieran ser los más impactantes. En el presente periodo electoral han sido víctimas 31 personajes de la vida política y aún faltan 5 meses para la elección por la gran silla.

En el México contemporáneo, el crimen del priista Luis Donaldo Colosio Murrieta conmocionó al país por completo. El 23 de marzo de 1994, al terminar un mitin en la populosa colonia de Lomas Taurinas, Tijuana, BC, el candidato tricolor a la Presidencia recibió al menos dos balazos a quemarropa, finalmente fue declarado muerto a las 19:45 horas de ese mismo día.

El 28 de junio de 2010, otro del mismo partido pero de Tamaulipas, el candidato a gobernador, Rodolfo Torre Cantú, fue acribillado y despojado de su vida por un convoy de élite justamente una semana antes del día de esa elección estatal.

Los revolucionarios Madero, Carranza y Obregón también fueron asesinados. Venustiano, el 20 de mayo de 1920, y fue precisamente Álvaro quien confirmó el deceso a través de un boletín de prensa. Ocho años después, un 17 de julio de 1928, Álvaro Obregón recibió seis impactos de bala a quemarropa por la espalda.

Desafortunadamente, de septiembre de 2017 a enero de 2018, como ya expuse, al menos 31 políticos han sido tocados por las balas. Este fenómeno violento comenzó a escribirse con el homicidio de Ángel Vergara Chamú, y el más reciente, Jorge Montes González. El triste listado incluye regidores, aspirantes a cargos de elección, ex alcaldes, ediles electos, aspirantes a presidencias municipales e incluso políticos en funciones. Aunque son más los priistas liquidados, también están las víctimas de afiliados al Partido Encuentro Social, Movimiento Ciudadano, Verde Ecologista, Nueva Alianza, PRD, Morena y Acción Nacional.

Los asesinatos se han perpetrado sin duda en los estados más violentos del país, y aunque Guerrero es la entidad con más privaciones de la vida, con nueve hasta el momento, Durango, Estado de México, Oaxaca, Michoacán, Jalisco, Colima, Nayarit, Chiapas, Veracruz, Guanajuato, Puebla y Tamaulipas, también tienen su aportación a este fenómeno político sangriento.

Por cierto, el actual diputado local del PAN en Tamaulipas, Ciro Hernández Arteaga, publicó la noche de ayer lunes en sus redes sociales, un mensaje en el que evidencia amenazas en su contra atribuidas a una fracción política local.

"Cuando los justos gobiernan, el pueblo se alegra. Pero cuando los perversos están en el poder, el pueblo gime" Proverbios 29, 2 ... Y aquí el pueblo manda; por más amenazas, intimidaciones y bloqueos ... Esos PERVERSOS no se saldrán con la suya ... #Cpuede!!!”, publicó Ciro Hernández.

Hernández Arteaga es un ex aliado político de la actual alcaldesa de la ciudad de Altamira, Alma Laura Amparan, a quien, como todo gobernante, se le quiere y se le odia; sin embargo, el legislador no está dispuesto a respaldarla para ir en busca de la reelección.

Aunque fue imposible contactar directamente al funcionario panista, sus allegados manifestaron que no van a estar de lado de quien ha lastimado a muchas familias dejándolas sin empleo, argumentan que ni ellos, ni su jefe Ciro pretenden estar con quien no es honesto y transparente como tanto se prometió en campaña, y que tiene un manejo muy discrecional de los mil millones de pesos que ejerció en 2017, todo bajo una pésima o nula inversión en obra pública, ejemplificando con la calle Juárez, de la Zona Centroque a más de 3 meses no la han podido abrir.

Textualmente, los informantes del equipo de trabajo del diputado tamaulipeco refieren que el aún panista expresó: “No apoyaré a quien ha hecho de lado la institución municipal y fortalece otros medios para desviar los apoyos que son para los ciudadanos, analizo todos los escenarios y en estos 15 meses de gobierno no hay razón para apoyar un proceso de reelección en Altamira; porque la gente no lo desea, no hay cambio, hay retroceso. Tanto se criticó a Armando López (ex alcalde priista 2014-2016) y éstos salieron igual o peor. Si el partido que me postuló (PAN) se aferra a proteger todo lo anterior, obviamente viola los principios y contradice su doctrina, porque para nada se está pensando en el BIEN COMÚN’, ‘es mejor abrirse y no ser cómplice. Estas palabras son las que literalmente les comparte en lo privado su jefe político, que hoy deja entrever una amenaza contra su persona.

En años anteriores, Ciro Hernández había ocupado cargos municipales debido a su militancia tricolor, pero decidió postularse candidato a diputado por Altamira, haciendo fórmula con el actual mandatario tamaulipeco, Francisco Javier García Cabeza de Vacaa quien siguió por su interés de acabar con la corrupción en la entidad costera.

El representante popular blanquiazul ha recibido ofertas de otros partidos políticos como el PES (Partido Encuentro Social), con la intención de que los represente en el cargo electoral de candidato a la alcaldía altamirense, y así fortalecer el proyecto de Andrés Manuelovich desde el municipio que lo vio nacer.

En Tamaulipas como en el resto de México avanzan los días de campaña y el entorno se pone cada día más turbio.

davidcastellanost@hotmail.com